jueves, 7 de julio de 2011

MILES DAVIS: Tutu (Deluxe Edition)

MILES DAVIS: 
Tutu (Deluxe Edition)

CD 1:
- Miles Davis: Trompeta.
- Todos los otros instrumentos por Marcus Miller excepto los que se indican: programación de sintetizadores: Jason Miles; programación de sintetizadores adicional: Marcus Miller, Adam Holzman; percusión en “Tutu”, “Portia”, “Splatch” y “Backyard Ritual”: Paulinho da Costa; Solo de sintetizador en “Splatch”: Adam Holzman; percusión adicional en “Splatch”: Steve Rich; Guitarra contrabajo en “Backyard Ritual”: Marcus Miller; otros instrumentos de percusión, guitarra contrabajo y trompeta en “Backyard Ritual”: George Duke; Batería y percusión en “Tomaas” : Omar Hakim; Sintetizadores adicionales en “Tomaas” y “Don´t Lose Your Mind”: Bernard Wright; Violín eléctrico en “Don´t Lose Your Mind”: Michael Urbaniak.

CD 2:
Miles Davis Octet:
- Miles Davis: Trompeta y sintetizadores.
- Bob Berg: Saxofón.
- Robben Ford: Guitarra.
- Robert Irving III: Sintetizador.
- Adam Holzman: Sintetizador.
- Felton Crews: Bajo eléctrico.
- Vicent Wilburn, Jr.: Batería.
- Steve Thornton: Percusión.

CD 1:
1.- Tutu.
2.- Tomaas.
3.- Portia.
4.- Splatch.
5.- Backyard Ritual.
6.- Perfect Way.
7.- Don´t Lose Your Mind.
8.- Full Nelson.

CD 2:
LIVE PERFORMANCE FROM NICE FESTIVAL, FRANCE. PREVIOUSLY UNRELEASED.
Recorded July 1986, Jardin des Arênes de Cimiez, Nice.

1.- Opening Medley (“Theme From Jack Johnson”/”Speak”/”That´s What Happened”)
2.- New Blues.
3.- Maze.
4.- Human Nature.
5.- Portia.
6.- Splatch.
7.- Time After Time.
8.- Carnival.


Warner Bros
8122797687
CD 2011

Miles Davis, Tutu, Deluxe Edition (Warner Bros, 2011, Deluxe Edition 2 CD).

Se acaba de reeditar en una edición de lujo uno de los discos más emblemáticos de Miles Davis de su última etapa, Tutu, y ello con motivo del veinte cinco aniversario de la publicación del mismo. Sin ser una de las mejores grabaciones en la discografía de Davis, la misma tuvo cierta relevancia así como bastante controversia cuando se publicó originalmente en el año 1986. El simple título del mismo evocaba el apellido de un prestigioso líder de la población negra sudafricana, el reverendo Desmond Tutu. Tutu adquirió fama durante la década de los años 80 principalmente por su oposición al Apartheid que reinaba en Sudáfrica y fue condecorado con el Premio Nóbel de la Paz en el año 1984. El trabajo de Miles incluía así mismo un tema en homenaje a otro histórico y veterano dirigente contra el movimiento del Apartheid, “Full Nelson”, dedicado a Nelson Mandela.

Tutu fue el primer disco que grabó Davis con una nueva discográfica tras su estancia de más de treinta años con CBS-Columbia. Los motivos que alegó Miles Davis para la no renovación por CBS resultaron un tanto incongruentes, al afirmar que dejó esta discográfica porqué no le interesaba la música nueva y que tan sólo tenían interés en promocionar a artistas blancos de pop y que por tanto, no le quedó más remedió que cambiar de compañía de discos si quería mantener su música etiquetada como jazz. Todo y ello, la incongruencia que se apuntaba radicaba en el pequeño detalle que la compañía que le contrato (WEA) se encontraba por aquella época demanda judicialmente por el senador negro Jesse Jackson, que la acusaba de racismo en su política artística. Esta circunstancia resultaba irónica pues Tutu, tal y como se ha señalado, rendía homenaje a dos de las principales figuras de la lucha contra el racismo en Sudáfrica, Tutu y Mandela.

Tutu representó para Miles Davis un nuevo cambio en su dirección musical, así como la posibilidad de mantenerse y perpetuarse como gran figura del jazz, y a su vez concebirse como un súper héroe del pop, ganando seguidores y aficionados de cualquier condición gracias principalmente a sus mástodónticas y millonarias giras por Europa. Este cambio ya venía manifestado en anteriores discos a la aparición de Tutu, en concreto en Decoy (CBS, 1983) y muy especialmente su último disco para CBS, You´re Under Arrest (CBS, 1985).

En relación a este disco el propio Miles Davis en su autobiografía (DAVIS, Miles & TROUPE, Quincy, Miles, La Autobiografía; Gubern, Jordi -trad.- 1ª edición Barcelona: Ediciones B, 1991, 375 pag. ISBN 84-406-1975-8) apunta que, “grabé mi primer álbum para la Warner Bross en 1986 y lo titulé Tutu en homenaje al obispo Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz. La canción Full Nelson está dedicada a Nelson Mandela. En principio íbamos a titular el álbum Perfect Way, pero a Tommy LiPuma, mi nuevo productor en la Warner, no le gustó este título, y fueron ellos los que sugirieron Tutu, al que enseguida dí mi aprobación… Aquel fue el primer álbum que trabajé extensamente con Marcus Miller. De hecho el álbum empezó con una música que me envío el pianista George Duke. Luego resultó que no utilizamos la música de George, sino que Marcus la oyó y escribió algo inspirado en ella. Finalmente dije a Marcus que escribiera algo más. Lo hizo pero no me gustó y durante algún tiempo estuvimos dándole vueltas hasta encontrar algo que nos gustase a los dos”.

Portada original de Tutu.
Tutu fue el resultado de la suma de dos enormes talentos, uno el que aportó el bajista, productor y compositor Marcus Miller, y el talento en la parte interpretativa que devino del propio Miles Davis. Marcus Miller que por aquellas fechas tenía 27 años se había granjeado una merecida fama en el mundo del jazz, del R&B y de la música popular. Como músico había participado en sesiones para figuras de la talla de Grover Washington, Jr., Carly Simon, McCoy Tyner, Bryan Ferry o Billy Idol, así como productor de Luther Vandross, David Sanborn o The Tempations. Marcus Miller era un músico todo terreno que podía trabajar en cualquier estilo de música (pop, rock, funk, hip-hop, etc), ya fuera en un estudio de grabación o en directo. Miller fue el encargado de componer la práctica totalidad de los temas del álbum, pero así mismo ejecutó un buen número de instrumentos, participando en la grabación de forma puntual otros músicos. Parece ser que la compenetración musical fue un hecho que quedó perfectamente reflejado en la grabación, a consecuencia que los temas se grabaron en primeras y segundas tomas, lo que demostró el alto grado de complicidad entre Miller y Davis, así como del resto de músicos que participaron. Tutu representó ser todo un triunfo creativo a diversos niveles, en primer lugar estético por la presentación de una portada en blanco y negro con la cara de Miles Davis así como las fotos interiores en donde aparecían las manos del músico, y en segundo lugar musical, por el atrevimiento que conllevó a Miles Davis a dar un nuevo paso adelante en su faceta de creador, títulos como “Tutu” o “Portia” devinieron rápidamente clásicos en el repertorio de Davis, así lo atestiguan las interpretaciones en un buen número de actuaciones en directo a lo largo de los años. Por diversas razones (parece ser que por problemas de agenda del propio Davis) Warner Brothers publicó Tutu en la primera semana de Octubre de 1986, lo que permitió escuchar en un buen número de conciertos en directo material procedente de este trabajo, en concreto los temas “Tutu”, “Portia” o “Splatch” (así lo podemos comprobar en el concierto en directo que se acompaña en esta edición en un segundo compacto del Festival de Jazz de Niza de Julio de 1986).

Mano de Miles Davis.

El repertorio de Tutu estuvo claramente influenciado por los estilos y músicas de la década de los años 80, muy principalmente por los sintetizadores y los experimentos electrónicos así como por los ritmos provenientes de músicos como Prince (la admiración y respeto entre ambos músicos fue mutua, lo que conllevó que actuasen en directo, quedando plasmado documento sonoro de la mencionada actuación en un bootleg titulado Prince: Miles From The Park).

CD Bootleg, Prince: Miles From The Park.

Con respecto a la música de Tutu apuntar que Miles Davis se encuentra en una estupenda forma musical, de su trompeta emana un lirismo inconformista y rebelde que en muchas ocasiones es ensombrecido por un exceso de ritmos sintetizados, en donde un sonido ostentoso y machacón (y por momentos obsesivo) roba protagonismo a la trompeta y música de Davis. Los temas más bellos a nivel musical son el que da titulo al álbum y “Portia”, en este último la presentación del tema por parte del trompetista es de una sencillez y de una preciosidad digna del mejor Davis. “Full Nelson” por el contrario presenta una acusada influencia de Prince tanto en la forma como en el desarrollo del mismo, tan sólo hay que escuchar el inicio del tema para percatarse de la mencionada ascendencia del músico de Minneapolis. O el tema “Blackyard Ritual” que presenta una onda mezcla de música disco y música funky, en donde resalta la presencia del teclista, compositor, productor y arreglista George Duke (ex compañero de Cannonball Adderley, Frank Zappa, Billy Cobham o Stanley Clark entre otros). La vena más fusionera del disco proviene de la presencia de instrumentistas seguidores de este estilo musical, entre ellos el mencionado George Duke, Omar Hakim, Paulinho Da Costa o Bernard Wright.

Junto con el álbum remasterizado de Tutu esta edición presenta una grabación en directo y completamente inédita (inagotable la cantidad de música que todavía existe) del grupo de Miles Davis en el Festival de Jazz de Niza, grabado antes de la publicación del mencionado álbum en Julio de 1986, (Jardin des Arênes de Cimiez, Nice). Este concierto presenta repertorio de Tutu, en concreto dos temas (“Portia” y “Splatch”), así como otros temas clásicos en el repertorio de Miles, el tema de Michael Jackson (por aquellas fechas el gran rival musical de Prince) “Human Nature”, o el archi famoso tema de Cyndi Lauper “Time After Time”. Señalar las extraordinarias y ricas aportaciones de la guitarra de Roben Ford (con aires con cierta tendencia al rock y especialmente al blues) y el saxo de Bob Berg.

Sin lugar a dudas un disco (con material inédito incluído) que debería de formar parte de toda buena discoteca que se precie de uno de los maestros del jazz de todos los tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...