martes, 17 de septiembre de 2013

MILES DAVIS-NORTH SEA JAZZ LEGENDARY CONCERTS: Miles Davis

MILES DAVIS-NORTH SEA JAZZ LEGENDARY CONCERTS::
Miles Davis

Músicos:
- Miles Davis: Trompeta.
- John Scofield: Guitarra eléctrica.
- Darryl Jones: Bajo eléctrico.
- Robert Irving III: Teclados.
- Bog Berg: Saxos.
- Steve Thornton: Percusión.
- Vicent Wilburn Jr.: Batería.

CD:
01. Street Scenes.
02. Star People.
03. Maze.
04. Human Nature.
05. Something´s On Your Mind.
06. Time After Time.
07. Ms. Morrisine.
08. Code M.D.

Grabado el 1985 en el Tuinpaviljoen, The Hague, The Netherlands.

DVD:
01. Street Scenes.
02. Star People.
03. Maze.
04. Human Nature.
05. Something´s On Your Mind.
06. Time After Time.
07. Ms. Morrisine.
08. Code M.D.
09. Pacific Express.
10. Medley: Katia/Jean-Pierre/You´re Under Arrest/Then There Were None.

Grabado el 1985 en el Tuinpaviljoen, The Hague, The Netherlands..

Bob City.
BCCD13.006
1 CD & 1 DVD
2013

North Sea Jazz, Legendary Concerts, Miles Davis (Bob City, 2013)

Al igual que ocurre con otro ilustre músico, el pianista Bill Evans, no para de salir material de todo tipo del trompetista Miles Davis (incluido libros tal como hace poco se comentó en el blog, el interesante volumen titulado Miles Davis:The Complete Illustrated History -VoyageurPress, 2013-) . Ya me he referido en alguna ocasión en el blog con respecto a este tema, que incluso el propio Davis llegó avanzar en su excepcional autobiografía la circunstancia que tras su muerte no dejarían de publicar una cantidad ingente de material sonoro. Palabras proféticas que se han llevado a la práctica, y circunstancia que se seguirá produciendo por mucho de tiempo. Prueba de ello es la próxima publicación para el mes de Noviembre de este mismo año por parte del sello Columbia/Legacy de Miles Davis: The Original Mono Recodings, una caja de nueve compactos que comprende los primeros discos que el trompetista editó en el sello Columbia en sonido monoaural durante los años 1956 a 1961. Algunos de los elepés de esta caja son ediciones raras que no han aparecido en ninguna otra colección de Miles Davis anteriormente y que no han estado disponibles para los coleccionistas durante muchos años. Sin duda alguna una pieza de coleccionista para los fans y completistas de la discografía del genial trompetista.

Dentro de esta línea de material de difícil o de imposible localización se circunscribe el compacto que ahora se comenta en relación al concierto que Miles Davis y su grupo llevaron a cabo en el año 1985 en el Tuinpaviljoen (La Haya) en Holanda, y del cual no aparece la fecha de la misma en la información que acompaña al compacto, circunstancia esta criticable pues se debería de haber hecho constar como tal a efectos documentales. A este respecto señalar que la web oficial del macro festival North Sea Jazz Festival en la La Haya, data este concierto el sábado 13 de Julio de 1985; la misma fecha aparece en otras fuentes consultadas respecto al mismo y que por circunstancias apuntadas no se mencionan en la carpetilla del compacto. Este concierto parece ser que no ha estado difundido y distribuido en exceso dentro de los canales de las grabaciones bootlegs, lo que permitirá a los aficionados en esta ocasión hacerse con la misma de una forma completamente asequible y de forma oficial.

El año 1985 fue un año convulso en la vida de Miles Davis no sólo musicalmente hablando sino también a nivel personal, la relación que mantenía con Cicely Tyson se fue degradando a medida que pasaba el tiempo, llegando incluso a los malos tratos por parte de Miles. En el momento del concierto en La Haya, Davis se encontraba concentrado en el desarrollo de un nuevo repertorio que provenía de discos como Decoy, Star People y de You´re Under Arrest del cual aparece más de la mitad del mismo en este concierto. Esta última grabación en su momento supuso un extraordinario impacto por dos motivos, el primero por la portada del disco, en donde Miles Davis aparece armado con una metralleta, calado con un gorro y vestido de cuero negro y en una posición más que amenazante, y en segundo lugar porque popularizo dos temas pop desde su particular punto de vista, el tema “Human Nature” de Michael Jackson y el “Time After Time” de Cindy Lauper. El versionar estos temas le supusieron algunos “palos” a nivel de crítica musical, algo a lo que Davis estaba más que acostumbrado.

Pero lo principal es que Miles Davis por esos años no estaba excesivamente por la música que desarrollaba, así lo explica en su autobiografía al señalar que, “entre 1984 y 1986 hice mis usuales giras por todo el mundo. Nada nuevo en lo que a esto respecta, sólo grandes cantidades de música interpretada en lugares que entonces ya había visto muchas, muchas veces, por lo cual visitar tales lugares no constituía para mí ninguna novedad. La emoción se había perdido. Todo se convierte en rutina, y lo único que te impulsa a continuar es la música. Si la música tiene categoría, todo lo demás mejora y resulta más fácil soportarlo. Si no es así, bueno, las cosas pueden hacerse bastante duras, pues una gira larga termina siendo fatigosa y aburrida(DAVIS, Miles & TROUPE; Quincy, Miles, La Autobiografía; Gubern, Jordi (trad.). 1ª edición Barcelona: Ediciones B, 1991, pag. 367 y 368, ISBN 84-406-1975-8).


Quincy Troupe & Miles Davis, La Autobiografía: Miles (Ediciones B, 1991)

La música que suena en esta grabación procede de los tres elepés anteriormente apuntados, y contiene una banda que había tenido cambios significativos e importantes en sus filas, entre ellos señalar la presencia del excelente saxofonista Bob Berg que reemplazo la figura del también saxofonista Bill Evans, la guitarra de John Scofield, la percusión de Steve Thornton que ocupó el lugar de Mino Cinelu, y por último, el sobrino de Miles Davis, Vincent Wilburn Jr. que sustituyó la vacante que dejó en la batería la marcha de Al Foster. En esta banda también hay que apuntar la importante presencia de Darryl Jones en el bajo eléctrico (músico que acabo más tarde en la banda del cantante Sting), un instrumento que tuvo un papel muy protagonista en la última época de Miles Davis.

La música es interpretada de forma muy generosa, sonora y enérgica en las aportaciones solistas, es el caso de Bob Berg (extraordinarias sus interpretaciones) así como por el sonido por momentos incisivo y persistente de la batería de Vicent Wilburn Jr. y por descontado el bajo eléctrico de Darryl Jones, que en más de un momento se erige en el protagonista en algunos de los temas. Ante todo este plantel de músicos se encuentra el “jefe” que canaliza toda la música y dirige al grupo, Miles Davis, con un sonido a veces muy contenido y bello como en los temas “Human Nature” y “Time After Time” (en este último sin excesivas improvisaciones y manteniéndose muy fiel a la melodía), mientras que en otros momentos más corrosivo e irreverente como en el tema con ciertos tintes rockeros y funkeros de “Code M.D.” Siendo la última época de Miles Davis un período musicalmente muy criticado, el mismo contiene momentos y aportaciones interesantes, como el presente concierto, que sin ser imprescindible para una discoteca, no deja de abundar en su extraordinaria figura.

Por lo que se refiere a la toma de sonido señalar que la misma se encuentra excesivamente tratada en la zona de graves, con la sensación de estar algunos instrumentos demasiado cerca y otros más alejados, lo que hace por momentos su escucha un poco molesta aunque ello no desvirtúa en ningún caso el concierto en su conjunto.

Para acabar apuntar que la presente edición lleva incluida un DVD con el concierto grabado para su visionado con los mismos temas que el compacto de audio y en donde el aficionado podrá disfrutar de todo lo comentado así como comprobar la insólita manía de Miles Davis de tocar de espaldas al público, o tocar unos teclados eléctricos mientras mastica chicle, así como presenciar como se movía continuamente por todo el escenario. Un documento que más de un aficionado agradecerá una vez más, pues nunca hay demasiado Miles Davis para muchos acérrimos seguidores. Este DVD contiene la mala práctica de muchas ediciones de incluir temas adicionales (en concreto dos) que no aparecen junto al compacto de audio que les acompaña.

Existió la leyenda y la frase con respecto a Charlie Parker de “Bird Lives” (Bird vive), sin duda alguna Miles Davis también vive, y está muy vivo entre nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...