jueves, 26 de enero de 2012

BRAD MEHLDAU TRIO: House on Hill

BRAD MEHLDAU TRIO:
House on Hill

- Brad Mehldau: Piano.
- Larry Grenadier: Contrabajo.
- Jorge Rossy: batería.


1.- August Ending.
2.- House On Hill.
3.- Bealtine.
4.- Boomer.
5.- Backyard.
6.- Fear And Trembling.
7.- Embers.
8.- Happy Tune.
9.- Waiting For Eden.

Nonesuch Records.
CD 2006

Brad Mehldau Trio, House on Hill (Nonesuch Records, 2006)

Durante diez años el trío de Brad Mehldau se encontró conformado por Larry Grenadier y Jorge Rossy. La formación fue remodelada con la incorporación del baterista Jeff Ballard en lugar del batería catalán, lo que comportó la aparición de un nuevo disco con esta formación (Day is Done), y la correspondiente gira de promoción. El cambio de batería provocó un profundo debate sobre si era preferible Jorge Rossy a Jeff Ballard, y sobre el tipo de aportación musical que cada músico proporcionaba tanto al resto de mienbros de la formación como al propio pianista.

Parece ser, y decimos, “parece ser”, pues son de difícil explicación tanto estética como musical –por supuesto que no mercantiles–, las razones de la publicación del presente trabajo, dado que el pianista americano tiene en la actualidad una formación a trío estable y consolidada. House on Hill resultan ser las grabaciones finales del anterior trío de Mehldau (con Grenadier y Rossy), aunque mucho me temo que, a lo largo de los años aparecerán más grabaciones de este trío para grata satisfacción del departamento contable de la casa discográfica. Mehldau se encuentra en la actualidad con el desarrollo de un nuevo trío totalmente distinto al anterior; la única razón explicable de la aparición de este compacto, no es otra que comercial, y volverá a reabrir el “eterno” debate de la conveniencia del tipo de batería que Mehldau necesita, pero permitirá a los seguidores del pianista comprobar la labor creadora de su anterior trío. Las grabaciones de House on Hill fueron realizadas entre 2002 y 2004, y en ellas es posible apreciar la técnica tan particular y perfectamente reconocible de Mehldau, así como la etiqueta de músico original que se ha ido grageando con el tiempo, además de brillante instrumentista.

La música de esta grabación permite comprobar la dualidad interpretativa de que hace gala Mehldau, la frontera entre dos mundos, el clásico y el del jazz, pero todo ello repleto de trazos pop-rock. Asimismo es posible apreciar a un músico que despliega una extensa paleta sonora, explotando y ayudado de una notable independencia de manos (con una mano izquierda prodigiosa), poniendo toda esta técnica al servicio de un talento improvisatorio inigualable. Tan sólo hay que escuchar las invenciones sonoras que lleva a cabo Mehldau, las rupturas rítmico-armónicas que desarrolla, o la repetición obsesiva de acordes (con consecuencias sonoras importantes), en todo su discurso musical.

El aficionado deberá de estar atento a la música que desarrolla no sólo el pianista sino también la sección rítmica, dada la densidad sonora a la que se encuentra sometido, y que hará que pueda apreciar una música muy elaborada, extraordinariamente dinámica y rica, y a veces enigmática, que no le decepcionará.

En definitiva, la posibilidad de escuchar de nuevo al anterior trío de Mehldau, y ante todo, la posibilidad de disfrutar por parte de los aficionados del “arte” del pianista norteamericano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...