miércoles, 16 de mayo de 2012

ARTÍCULO-BERNARDO SASSETTI: El Pianista al servicio de la música

El presente artículo sirve de homenaje a consecuencia de la triste y reciente noticia de la muerte del pianista portugués Bernardo Sasseti, a la edad de cuarenta y un años en un accidente mientras realizaba fotos en un acantilado en una zona cercana a Cascais.



BERNARDO SASSETTI: EL PIANISTA AL SERVICIO DE LA MÚSICA


Mencionar el nombre de Bernardo Sassetti es hacerlo de un músico completamente desconocido para los aficionados, y si además apuntamos que pertenece a la camada de excelentes músicos provenientes de nuestro país vecino, Portugal, aún más ignoto. El jazz portugués, ha sido y es hoy en día un gran desconocido para un número muy elevado de aficionados. Visión totalmente distorsionada y errónea debido a que en la actualidad la lista de músicos de jazz portugueses de excepcional calidad es significativa, citar a modo de ejemplo a Carlos Barretto, Rodrigo Amado, Zé Eduardo, Joao Paulo, Mario Laginha y por supuesto, al pianista y compositor Bernardo Sassetti. Estos y otros músicos han tenido la posibilidad de crecer en un entorno propicio y de desarrollo jazzístico gracias a los encuentros musicales y discográficas portuguesas, como el afamado festival “Jazz em Agosto”, o los sellos discográficos Clean Feed y Creative Sources Recordings.

Dentro de todo este caldo de cultivo Bernardo Sassetti se ha ido posicionando y obteniendo merecidos méritos dentro del mundo jazzístico y en concreto del piano (dura la competencia por la gran cantidad de músicos que hay en este instrumento), para ser considerado uno de los mejores pianistas europeos. Sassetti se inició tocando la guitarra, pero a los nueve años empezó a estudiar piano y teoría musical. Bajo una clara influencia de la mejor escuela pianística, tanto clásica (Bill Evans) como moderna (Keith Jarrett), sus profesores de piano de jazz fueron ni más ni menos que Horace Parlan y Sir Roland Hanna. Despuntó muy joven cuando tocó en el Jazztet de Moreiras y en el cuarteto del saxofonista Carlos Martins. Sassetti así mismo ostenta estudios clásicos, circunstancia esta que queda perfectamente reflejada en el buen número de bandas sonoras que ha llevado a cabo tanto para de series de televisión como para películas (incluso participó como pianista en algunas escenas del film de Anthony Minguella “El Talento de Mr. Ripley”, con música de Gabriel Yared). Durante la década de los años 90 se estableció en Londres y formó parte del grupo del siempre interesante trompetista inglés Guy Barker, con quien llevó a cabo algunas grabaciones (señalar entre ellas el atractivo disco What Love Is -Emarcy, 1997-). Su concepción musical y su forma de tocar el piano le ha permitido compartir experiencias con algunos de los mejores músicos de jazz como Andy Shepard, Art Farmer, Kenny Wheeler, Freddie Hubbard, Benny Golson, Curtis Fuller, Eddie Henderson, o Perico Sambeat, entre otros, y su afinidad por los ritmos latinos le permitió tocar junto a Paquito D'Rivera y la Orquesta Cubana Sierra Maestra.

A excepción de dos tempranas grabaciones (Salsesetti -1994- y Mundos -1996-) que hoy en día se encuentran fuera de circulación y de casi imposible localización, Bernardo Sassetti ha encontrado en el sello discográfico Clean Feed el “hogar” perfecto para desarrollar sus ideas, pero principalmente para desplegar su propia voz tanto como músico así como compositor. En esta discográfica ostenta cinco discos como líder que todo buen aficionado al piano tendría que buscar y por su puesto coleccionar. En todos ellos se encontrará a un músico con una gran belleza de sonido, extremadamente lírico que no sensiblero, nunca ofensivo, nada recargado ni excesivamente percusivo. Una forma de tocar nada fingida, dotada de una paleta tímbrica rica y variada, que utiliza con sencillez y maestría. Pocos, por no decir escasos músicos, hoy en día pueden presumir de las cualidades que acabo de señalar. Todo ello hace de por sí un músico a descubrir y a redescubrir de forma apremiante por parte de los aficionados.

Bernardo Sassetti, Nocturno (Clean Feed, 2002)

La primera grabación de Sassetti en Clean Feed es Nocturno (Clean Feed, 2002), un compacto grabado en la casa de la excepcional y afamada pianista de música clásica Maria João Pires, Quinta de Belgais. Una sesión de grabación en formato de trío (junto al contrabajista Carlos Barretto y al baterista Alexandre Frazão) que duró cinco días, y que sirvió de carta de presentación. Esta grabación representa ser un bello disco tanto en el contenido como en la forma. En relación al contenido, por la música desarrolla, así como por los temas originales del propio pianista (siete en concreto) en donde se pueden apreciar interpretaciones musculosas y suculentas como “Olhar” o “Monkais” (un homenaje a uno de sus pianistas favoritos, Thelonious Monk) así como otras composiciones más íntimas (“Sonho Dos Outros”); pero principalmente por los temas provenientes de otros autores: una lectura ensimismada y arrebatadora de “Time For Love” de Johnny Mandel y Paul Webster, y dos temas del compositor catalán Federic Mompou, “Musica Callada Mov. 1” (en dos versiones, a trío y a piano solo) y “Cançon Nº 7”. Mompou va ser todo un referente para Sassetti que se repetirá de forma casi continua en su discografía como comprobaremos más adelante. Estas versiones participan del mundo tan particular que Mompou concebió para su música de piano, tal y como lo descubrió en los versos de Cántico de San Juan de la Cruz "la música callada/la soledad sonora", una expresión que resumía a la perfección su ideal estético: "una música que sea la voz del silencio", sin huecos ni ornamentos. Estos planteamientos son perfectamente aplicables a Sassetti, en donde la delicadeza, la intimidad, la concisión y la sobriedad de los medios forman parte del lenguaje exquisito del pianista. Y en cuanto a la forma por el grupo que utiliza Sassetti (el trío), tanto Carlos Barretto como Alexandre Frazão son los cómplices perfectos para el pianista, participando y aportando elementos interpretativos que realzan la concepción musical del líder. Una excelente grabación que permitió descubrir las dotes pianistas y compositivas de un gran músico.

Bernardo Sassetti, Indigo (Clean Feed, 2002)

Su siguiente grabación fue Indigo (Clean Feed, 2004), un proyecto compuesto de dos compactos titulados “Indigo” el primero y “Livre” el segundo (las composiciones de Livre pertenecen a las sesiones de grabación de Nocturno). Esta propuesta fue a piano solo, y supuso el reto de todo pianista de enfrentarse a un formato siempre arriesgado, comprometido y sin puntos de apoyo (todo un “caballo de batalla”), pero del cual Sassetti salió victorioso, y que realzó su talento y su concepción de pianista culto. Indigo fue el primer disco que adquirí del pianista portugués, y no es de extrañar debido a la gran aquiescencia que tengo por los discos a piano solo. La extremada profundidad, belleza y lirismo musical que desprende toda la grabación permite afirmar que nos encontramos ante un artista “global” que no entiende de clichés y que asume riesgos al utilizar diferentes géneros y concepciones estilísticas en beneficio únicamente de la interpretación musical, un reto tan sólo a la altura de muy pocos músicos. En Indigo Sassetti mezcla temas de autoría propia, con temas de autores fetiche como Thelonious Monk o Frederic Mompou, o standards de profundo calado interpretativo como “Never Let Me Go” o la escalofriante y prodigiosa interpretación de “My Funny Valentine” (la escucha de esta versión se merece por si sola la adquisición de este compacto). Con todo lo señalado, el aficionado al piano y a la buena música disfrutará de la misma en su expresión más amplia, un disco que gana enteros a medida que se escucha y que permitirá descubrir nuevos aspectos y argumentos a favor de este excepcional pianista.

Bernardo Sassetti Trio2, Aascent (Clean Feed, 2005)

 Sus subsiguientes grabaciones como líder, Ascent (Clean Feed, 2005) y Unreal: Sidewalk Cartoon (Clean Feed, 2006), van a suponer una vuelta de tuerca para Sassetti, tanto en la creatividad musical como en la faceta estética de las mismas. Ascent es un proyecto ambicioso de fuerte calado musical, con un repertorio conformado a base de temas de autoría propia (entre ellos algunos procedentes de sus composiciones para películas pero en unas nuevas versiones para este compacto y que permitirán al aficionado relacionar la idea de música pautada o compuesta con la música improvisada), un tema de su siempre querido Frederic Mompu, “El Testament d´Amelia, e incluso, un tema de la cultura popular portuguesa. En esta grabación Sassetti suena extremadamente clásico en su concepción sonora, participando para ello de los postulados ya apuntados de Mompou, sólo hay que escuchar y leer los títulos de algunas de las composiciones, como “Do Silêncio-Revelação”, “Da Noite Ao silêncio” o “El Testament d´Amelia”, para ello se sirve una formación clásica de cámara con la presencia del chelista Ajda Zupancic y el vibrafonista Jean-François Lezé. Así mismo, la aportación jazzística de la grabación procede de la presencia de la ejecución de otros temas con su habitual trío a cargo del contrabajista Carlos Barretto y el baterista Alexandre Frazão (el trabajo se titula Bernardo Sassetti Trío 2). Jazz, música culta y música popular se entremezclan sin solución de continuidad ofreciendo una grabación que desprende belleza por todas las aristas que emana, a veces jugando con los silencios más explícitos, y en otras ocasiones con las aportaciones más aguerridas. Todo ello destila un perpetuo movimiento de creatividad en donde las sonoridades en muchas ocasiones tienden a la concreción y que se plasma incluso en la concepción estética del compacto (las fotos y el texto que acompaña en la carpetilla son del propio Sassetti), tan sólo hay que leer la frase inicial del texto: “¿Sería posible traducir con palabras, la música que imaginamos interiormente?”, toda una manifestación de intenciones.

Bernardo Sassetti, Unreal: Sidewalk Cartoon (Clean Feed, 2006)

Unreal: Sidewalk Cartoon (Clean Feed, 2006) representa ser su proyecto más ambicioso a nivel discográfico. Un trabajo basado en sus dos principales vertientes musicales, la jazzística y la proveniente de la música compuesta para bandas sonoras. Para ello el pianista portugués se  rodeada del grupo percusionista Drumming (GP), en determinados temas del Quarteto Saxofínia (compuesto por Helder Valdes, José Lopes, Mário Marques y Alberto Roque) y del Cremeleque Quinteto, todo ello acompañado por una formación jazzística en sexteto liderada por el propio Sassetti, no sólo al piano sino también ejecutando un buen número de instrumentos entre ellos la marimba o el vibráfono, y con el soporte de otros intérpretes, entre ellos el de un músico español perfecto conocedor de la música del pianista portugués, el saxofonista valenciano Perico Sambeat (estupendo en todas sus intervenciones y cómodo en este tipo de propuestas tan diferentes). La música de este compacto es como una cebolla, se encuentra compuesta por diversas capas que son las proporcionan las diferentes agrupaciones y músicos que participan a lo largo de todo el compacto. Es por ello que la música resultante en esta grabación hay que disfrutarla o mejor dicho “deleitarla” con mucho detenimiento, pues nos encontramos con un concepto sonoro y esencialmente musical, extremadamente rico que permite ser desplegado en infinidad de direcciones. Música experimental y contemporánea en muchos momentos como el tema que da inicio al compacto “Prólogo”, instantes de extraordinaria meta-musicalidad, así como tintes de expresión y de maximización expresiva, con una espléndida lectura del tema de Monk “Evidence”, sin faltar los momentos más delicados y bellos con la balada “I Left My Heart In Algandros De Baixo”. Señalar por último en relación a esta grabación que, la creatividad de Sassetti llega hasta el punto de ser responsable de los textos y la composición de imágenes que hay en toda la carpetilla del compacto. Todo ello demuestra su preocupación por la creatividad como término en su más amplia extensión (tan sólo hay que mirar su página web personal para entender su fascinación como creador no sólo de música). Unreal: Sidewalk Cartoon fue incluido y comentado en la prestigiosa guía musical de Brian Morton & Richard Cook, The Penguin Guide, The History of the Music in the 1001 Best Albums (Penguin Books, 2010), casi nada.

Bernardo Sassetti Trio, Motion (Clean Feed, 2010)

Por último comentar su más reciente trabajo como líder, el publicado con el nombre de Motion (Clean Feed, 2010). Tras un compacto tan ambicioso como fue Unreal: Sidewalk Cartoon, se puede afirmar que Motion es una vuelta a sus orígenes musicales. El compacto se materializado por su trío habitual, el contrabajista Carlos Barretto y el baterista Alexandre Frazão (doce años llevaban tocando juntos esta formación cuando efectuaron la grabación que comentamos). Se puede afirmar sin ningún tipo de rubor que esta grabación supone un resumen de lo que representa Sassetti como compositor y músico. Composiciones arriesgadas, profundas y por momentos corrosivas acompañan a otras en donde demuestra su vena más lírica, bella y sensual, todo ello combinado con su pasión por la música clásica (aparece un tema de uno de sus compositores predilectos, el catalán Frederic Mompou; del que ha utilizado numerosos temas a la lo largo de su discografía, tal como hemos comentado), referencia a la música de bandas sonoras (el tema “Motion II”, es una regrabación de parte de la banda sonora de la película “98 Octanas” de Fernando Lopes), o de temas con un fuerte componente intelectual como “Faulkner” (compuesto para una obra de teatro en homenaje al escritor norteamericano), e incluso guiños a la gran tradición del jazz como el tema titulado “Bird & Beyond”, sin obviar los temas de autoría propia. Sin duda alguna, un gran disco que vino a confirmar la extraordinaria talla que como “creador” atesoraba Bernardo Sassetti.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...