jueves, 17 de julio de 2014

Brad Mehldau & Mark Guiliana-Mehliana: Taming The Dragon

Brad Mehldau & Mark Guiliana-Mehliana:
Taming The Dragon

- Brad Mehldau: Sintetizadores, Fender rhodes, piano, voz y voces.
- Mark Guiliana: Batería y electrónica.

01. Taming the Dragon.
02. Luxe.
03. You Can't Go Back Now.
04. The Dreamer.
05. Elegy for Amelia E.
06. Sleeping Giant.
07. Hungry Ghost.
08. Gainsbourg.
09. Just Call Me Nige.
10. Sassyassed Sassafrass.
11. Swimming.
12. London Gloaming.

Nonesuch Records 7559-79579-5
CD 2014

Brad Mehldau & Mark Guiliana-Mehliana, Taming The Dragon (Nonesuch Records, 2014)


El último trabajo de Brad Mehldau habrá descolocado y desconcertado por partes iguales a más de un aficionado y acérrimo seguidor del pianista norte-americano. Pero si hay algo que no cabe la menor duda en Mehldau es que al mismo se le puede tildar de ser un músico autocomplaciente y poco atrevido. Prueba de ello es su última grabación, que supone un giro “copernicano” de todo lo que había publicado hasta la fecha.

Taming The Dragon es una propuesta totalmente diferente (comenzando por la portada delcompacto) de lo que hasta la fecha se le ha oído a Mehldau, principalmente por que en la misma se utiliza la electrónica como catalizador musical de su nueva aventura musical, lo que supone un giro tajante y explícito sólo a la altura de los más grandes creadores. Este giro que lleva a cabo a Mehldau no es una postura o un mero capricho que se ha dado, sino un proyecto perfectamente pensado y concepcionado, en donde deja de lado como instrumento principal el piano tradicional (a pesar que el mismo se encuentra incluido en el proyecto, aunque muy diluido) y toma como elemento expresivo los sintetizadores y el fender rhodes. Para este proyecto cuenta con un colaborador al que conoce a la perfección y con el que ha tocado en un número considerable de ocasiones, el baterista Mark Guiliana, un músico acostumbrado a proyectos con cierto calado creativo y sonoro, y con un estilo interpretativo personal e innovador. De hecho, a lo largo de los dos últimos años estos músicos han ido actuando en directo dando forma a este proyecto hasta que finalmente el mismo ha cristalizado en grabación.

Los coqueteos de Mehldau con la electrónica no son nuevos ya que una pequeña demostración de los mismos se pudieron apreciar en un anterior trajo denominado Largo (Warner Bros, 2002), de la cual es posible apreciar ciertas reminiscencias sonoridades.

En Taming The Dragon se puede apreciar una conjunción de estilos que van desde la electrónica al funk, y desde el jazz hasta ciertos pasajes de pop y rock, sin dejar de mencionar ciertas partes e influencias sónicas que más de un recuerdo nos llevará a la música del famoso programa de Carl Sagan, Cosmos. En este proyecto, el resultado de los samplers utilizados, las texturas sonoras obtenidas así como los diversos estilos que se mezclan sirven para conseguir importantes sonoridades y atractivas improvisaciones, lo que denota la importancia de todo lo obtenido por parte de ambos músicos. Ello permite afirmar que tanto las improvisaciones que se alcanzan como las repercusiones sonoras anteriormente comentadas, son de vital importancia en el desarrollo del proyecto; algo muy buscado por parte de Mehldau i Guiliana.

La creatividad de Mehldau hace que construya su discurso sonoro a base de sintetizadores y del fender rhodes aderezado con ciertas pinceladas del piano acústico, todo ello de forma muy consciente y mezclando ciertos trozos de pasajes hablados, junto a coros celestiales, e incluso se permite el lujo de incluir fragmentos recitados de la obra del compositor francés Serge Gainsbourg, “Ford Mustng” y “Manon”. Es bien sabida la enorme facilidad que tiene Mehldau para hacer suyas composiciones de otros creadores para darles su sello personal, circunstancia que se produce en el tema con el título bien explícito de “Gainsbourg” y que es sin duda alguna se convierte en uno de los mejores cortes del compacto.

Otros temas de mención son el corte “London Gloaming” con ese sonido entre persistente y pegadizo que recordará a la mencionada grabación de Largo, o el tema de apertura del compacto y que da título al proyecto.

La interacción entre Mehldau y Guiliana es completa y perceptible a lo largo de toda la grabación lo que demuestra la interiorización y la perfecta compenetración que han conseguido ambos músicos, lo que les permite obtener una excelsa integración tanto estilística, musical, sonora y electrónica que merece la pena ser escuchada y deleitada en múltiples escuchas.

Una excelente e interesante “nueva” propuesta de uno de los mejores creadores en la actualidad.

NFORMACIÓN ADICIONAL:
Como información adicional se acompaña link para la escucha del tema "Sleeping Giant" de la actuación de Mehliana en Octubre de 2013 y que sirve como muestra del proyecto comentado:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...