martes, 15 de febrero de 2011

BRAD MEHLDAU: Anne Sofie Von Otter & Brad Mehldau, Love Songs

A la espera de la aparición de su próximo disco en el sello discográfico Nonesuch (un concierto en solitario Live in Marciac grabado en 2006), los seguidores y aficionados al pianista americano Brad Mehldau, se pueden deleitar por ahora con su último y más reciente proyecto. Un disco a dúo con la cantante mezzo-soprano sueca, Anne Sofie Von Otter:

ANNE SOFIE VON OTTER & BRAD MEHLDAU:
Love Songs

Anne Sofie Von Otter: Mezzo-soprano.
Brad Mehldau: Piano.

CD 1:
Brad Mehldau. love songs
1-7. Love songs,
para mezzosoprano y piano
sobre poemas de Sarah Teasdale con música de Brad Mehldau

CD 2:
01- Léo Ferré: Avec le temps
02- Barbara: Pierre
03- Joni Mitchell: Marcie
04- Richard Rodgers: Something Good
05- Michel Legrand: "Chanson de Maxence" (de Las señoritas de Rochefort)
06- Jacques Brel: Chanson des vieux amants
07- Fred. E. Ahlert: Sakta vi gå genom stan
08- Lars Färnlöf: Att Angöra en Brygga
09- Barbara: Dis, quand reviendras-tu?
10- Michel Legrand: "What are you doing the rest of your life?" (de Con los ojos cerrados)
11- Bob Telson: Calling you (de Bagdad Café)
12- John Lennon / Paul McCartney: Blackbird
13- Leonard Bernstein: Some other time (de On the town)

Naïve
CD 2010


Anne Sofie Von Otter & Brad Mehldau, Love Songs (Naïve, 2010)
Love Songs tal y como índica el título y los créditos del mismo, es un trabajo que se dedica e inspira en la temática amorosa de las canciones. Con dos compactos bien diferenciados,  el primero conformado principalmente sobre poemas de Sarah Teasdale y musicados por Mehldau, y un segundo basado en un repertorio de temas clásicos y modernos.

No es la primera vez que Brad Mehldau realiza un trabajo discográfico a duo con una cantante, tenemos que recordar el estupendo trabajo Love Sublime (Nonesuch Records, 2006) con la soprano norteamericana Renée Flemning, y en donde el pianista ponía música a los poemas del Libro de las horas del poeta alemán Rainer Marie Rilke (autor del magnífico libro Cartas a un joven poeta). La vertiente más intelectual e inquieta de Mehldau viene de lejos, ya es posible observar esta inspiración en su trabajo en solitario Elegiac Cycle (Nonesuch Records, 1999), en donde la vena más romántica e intelectual se apreciaba en todo el proyecto, muy especialmente en las notas que acompañan al compacto con la reflexión sobre el romanticismo y la cita de personajes como Thomas Mann, Beethoven, Brahms o Schumann.

Según cuenta la propia Anne Sofie Von Otter en una entrevista que se encuentra en la misma carpetilla del compacto que, tras escuchar el mencionado disco de Mehldau con Renée Fleming pensó en realizar un proyecto parecido. Para ello se puso en contacto con Mehldau y en un espacio muy breve de tiempo idearon y pensaron en como llevar a cabo este proyecto, el cual vio finalmente la luz con el nombre de Love Songs.

El primer compacto se encuentra dedicado en su casi totalidad a los poemas de Sarah Teasdale (con la excepción de los poemas de Philip Larkin y E.E. Cummings), con música compuesta en su totalidad por Brad Mehldau. La intelectualidad musical de Mehldau se mueve entre la sobriedad y la economía de medios expresivos, y  desde su visión como acompañante permite una perfecta cohesión de dos mundos tan distintos como son la música culta (con claras reminiscencias al lieder alemán) y el jazz. A pesar de ello, Mehldau, y siempre respetando la belleza vocal de la cantante, despliega algunos de los elementos más característicos de su pianismo, pero encontrándose en todo momento comedido y respetuoso. En cambio el segundo compacto presenta un repertorio más "natural" y variado a la musicalidad de Mehldau, desde el tema de Richard Rogers "Something Good", pasando por una composición de John Lennon y Paul McCartney "Blackbird" y llegando hasta la compositora y cantante canadiense Joni Mitchell "Marcie", entre otros. El común denominador de los temas es su fuerte carácter melódico y emocional, todo ello con una excelsa y profunda expresividad por parte de Von Otter, demostrando en todo momento sentirse cómoda y confortable en el variado repertorio escogido, muy especialmente en los temas que canta en francés. Ante todo ello Mehldau obtiene su propio espacio musical que aprovecha en toda su extensión, con un pianismo más amplio y comprometido en ideas y expresión, sabe estar como perfecto acompañante pero también aporta ideas y abre caminos musicales acordes con su personalidad como intérprete, mencionar la excelente versión del tema "Blackbird", donde Mehldau se mueve como pez en el agua. Sinceramente Mehldau esta estupendo, como no se podía esperar otra cosa de él.

Los proyectos que mezclan componentes de música culta y jazz corren el riesgo de caer en la complacencia o el aburrimiento, éste no es el caso de la presente grabación, pero a buen seguro a más de un seguidor del pianista americano proyectos como el comentado lo encontrará árido o pesado, pero las inquietudes musicales e intelectuales del considerado hoy por hoy uno de los mejores pianistas del jazz, ofrecen en definitiva una magnifica y deleitable grabación, de la cual no queda otra cosa que recomendar su escucha, y por supuesto su disfrute.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...