viernes, 11 de febrero de 2011

MILES DAVIS: Miles Davis & Sam Rivers, Live in Japan, July 12 & 15, 1964

MILES DAVIS Quintet
The Unissued JAPANESE CONCERTS
Tokyo, July 12, 1964
Kyoto, July 15, 1964

- Miles Davis: Trompeta.
- Sam Rivers: Saxo tenor.
- Herbie Hancock: Piano.
- Ron Carter: Contrabajo.
- Tony Williams: Batería.

Tracklist:

CD 1:
Live in Tokyo, July 12, 1964
1.- AUTUMN LEAVES 11:08
2.- SO WHAT 8:41
3.- STELLA BY STARLIGHT 10:58
4.- WALKIN' into THE THEME 9:47
Total Time: 40:36
CD 2:
Live in Kyoto, July 15, 1964
1.- IF I WERE A BELL 10:44
2.- OLEO 5:22
3.- STELLA BY STARLIGHT 8:56
4.- WALKIN' 7:21
5.- ALL OF YOU 10:11
6.- SEVEN STEPS TO HEAVEN 2:56
Total Time: 45:32

CD1: Hibaya Yagai Ongaku-do Hall, Tokyo, Japan, July 12, 1964.
CD2: Maruyama Ongaku-do Hall, Kyoto, Japan, July 15, 1964.

Domino Records.
2 CD 2011
INÉDITO

Miles Davis Quintet, The Unissued Japanese Concertss (Domino Records, 2011)

Se ha publicado recientemente por el sello discográfico Domino Records las famosas y por ahora no publicadas grabaciones de la gira de conciertos que Miles Davis llevó a cabo en 1964 por Japón junto al saxofonista Sam Rivers. La importancia de la presente edición radica en que se tenía conocimiento de estas dos grabaciones, tan sólo circulaban entre los coleccionistas de bootlegs los mencionados conciertos, pero en el presente año finalmente han salido publicadas bajo el paraguas de un sello discográfico independiente.

Miles había formado un grupo completamente nuevo a mediados de 1963, que tenía por objeto sustituir el excelente y superlativo quinteto con John Coltrane, Wynton Kelly, Paul Chambers y Jimmy Cobb (también conocido como el primero quinteto). La nueva formación ya incluyó tres de los miembros de lo que sería su segundo gran quinteto: Herbie Hancock al piano, Ron Carter en el contrabajo y Tony Williams en la batería. Sin embargo, encontrar el saxofonista tenor resultaría ser una labor mucho más ardua y difícil. La primera opción fue George Coleman, pero no acabó de encajar en el grupo (al baterista Tony Williams le disgustaba mucho su forma de tocar), lo que a la larga precipitaría su salida. A la marcha del mismo Williams recomendó Sam Rivers a Miles Davis, un hombre de Boston y a quien conocía perfectamente, lo que hizo que finalmente se uniera al quinteto de Miles en abril de 1964. Fruto de esta colaboración y antes del viaje y gira por Japón, parece ser que hubieron diversas fechas de conciertos en Estados Unidos con el grupo, actuaciones en el Shrine Auditorium de Los Angeles (3 de abril) y en el Village Vanguard en Nueva York (mayo 7-12).

En la discografía del estudioso Peter Losin se señala con respecto a la gira de Miles Davis por Japón en 1964 que "aunque varios conciertos japoneses fueron reservados, el Quinteto de Miles Davis aparentemente realizó sólo tres: en el Hibaya Yagai Ongaku Hall de Tokyo (12 de Julio); en el Shinjuku Kohseinenkin Hall de Tokyo (14 de Julio), y en el Ongaku Maruyama Hall de Kyoto (15 de julio)". Aunque las actuaciones eran ciertamente exitosas, la relación entre Miles y Rivers no era del todo fluida, circunstancia esta que afectó a la hora de desarrollar los conciertos. Sam Rivers abandonó el quinteto tan pronto como el grupo regresó a los Estados Unidos, y para su sustitución Miles Davis fichó finalmente al saxo tenor que quería para su grupo: a Wayne Shorter, que por aquellas fechas había dejado la dirección de los Jazz Messengers de Art Blakey, uniéndose al quinteto para un concierto en el Hollywood Bowl el 4 de septiembre de 1964.

No parece que hayan otras grabaciones de Miles Davis con Sam Rivers fuera de los tres conciertos de 1964 en Japón, todo y que Miles Davis en su autobiografía (DAVIS, Miles & TROUPE; Quincy, Miles, La Autobiografía; Gubern, Jordi (trad.). 1ª edición Barcelona: Ediciones B, 1991, 272 pag. ISBN 84-406-1975-8) señala que, "viajamos a Tokio para dar allí unos conciertos. Era mi primera visita al Japón; ... tocamos en Tokio y en Osaka". Como se puede apreciar Miles Davis habla de un concierto en la ciudad de Osaka (con posible fecha del mismo el 13 de Julio de 1964), circunstancia esta que ha creado entre los estudiosos de la discografía de Miles la duda de si este concierto existió realmente, llegándose a afirmar que el mismo fue grabado por una emisora de radio, pero la cinta del susodicho concierto nunca ha visto la luz entre los coleccionistas de rarezas y discos no oficiales a pesar del transcurso de los años. Incluso el crítico de jazz japonés Tosiyuki Nomoto llegó a afirmar que "la cinta del concierto del 13 Julio todavía duerme en los archivos de la radio que llevó a cabo la grabación, y que no había sido escuchada por nadie". Es una incógnita que todavía queda por desvelar, pero más de un especialista opina que este concierto no se llevó nunca a termino. El concierto del 14 de julio se publicó oficialmente en LP con el nombre de Miles in Tokyo por la casa de discos CBS/Sony y apareciendo inicialmente sólo en Japón, siendo reeditado a lo largo de los años en múltiples ocasiones:




Portadas oficiales de CBS del concierto fechado en 14 de Julio 1964.

Esta es la primera vez que las actuaciones del 12 y 15 de Julio de 1964 aparecen en cualquier formato, salvo las grabaciones que los coleccionistas de bootlegs ya hace años poseían:







Portadas bootlegs de los conciertos de 12 y 15 Julio de 1964.

Por lo que se refiere a la música contenida en el doble compacto del sello discográfico Domino Records, nos encontramos con el repertorio que por aquellas fechas desarrollaba el quinteto de Miles Davis, temas como "If I Were a Bell", " My Funny Valentine", "So What" o "Walking", que mediante este nuevo disco es posible escuchar en versiones bien diferentes, así como tres temas nuevos "no conocidos" de "Autumn Leaves", "Stella by Sarlight" y la clásica composición de Sonny Rollins "Oleo". En lo concerniente a la calidad del sonido apuntar que es perfectamente audible tanto la trompeta de Miles Davis como el saxo tenor de Sam Rivers, aunque en algún momento la sección rítmica se escucha un tanto alejada. Aún así, la calidad de la misma es realmente buena, lo que debe de hacer de los amantes y coleccionistas de la música de Miles Davis, una pieza que bien vale la incorporación a toda discoteca que se precie. Una pequeña joya que no se debe de dejar pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...