jueves, 17 de noviembre de 2011

BRAD MEHLDAU & RENÉE FLEMING: Love Sublime

BRAD MEHLDAU & RENÉE FLEMING
Love Sublime

- Brad Mehldau: Piano.
- Renée Fleming: Voz.

Songs from The Book of Hours: Love Poems to God
Brad Mehldau/Letras de Rainer Maria Rilke
1. Your first Word was Light 5:28
2. The hour is striking so close above me 5:09
3. I Love the dark hours of  my being 4:35
4. I Love you, gentlest of Ways 7:02
5. No one lives his life 2:36
6. His caring is a nightmare to us 2:31
7. Extinguish my eyes, I´ll go on seeing you 6:13

Songs from The Blue Estuaries
Brad Mehldau/Letras de Louise Bogan
8. Tear in Sleep 2:31
9. Memory 3:25
10. A Tale 4:28

11. Love Sublime 4:20

Música compuesta por Brad Mehldau.
Grabado los días 10 y 11 de Enero 2006 en Nueva York.
Nonesuch Records.
7559-79952-2

Love Sublime, Brad Mehldau and Renée Fleming (Nonesuch Records)

Interesante por no decir espectacular, el disco publicado Brad Mehldau junto a la soprano americana Renée Fleming. Hay que afirmar de inicio que la escucha de este disco no resultará fácil a los seguidores del pianista americano, y a buen seguro, que más de un seguidor de Mehldau se encontrará cuanto menos, sorprendido y desubicado, así como abrumado por la faceta creativa del talentoso pianista.

Es conocida la afición de Mehldau por los proyectos en dúo, y que poco a poco ha proporcionado algunas grabaciones en su discografía, especialmente como acompañante, como por ejemplo con el contrabajista Derek Oleszkiewicz (Like A Dream, Crytogramophoe 2004), con el saxofonista Joel Frahm (Don´t Explain, Palmettto Records 2004), así como a nivel vocal en el trabajo con su mujer Fleurine (Close for Enough Love, Emarcy 2000), así como las grabaciones con Pat Metheny o Anne Sophie Von Otter.

Para la presente grabación Mehldau ha preparado un repertorio musical y vocal que se puede encuadrar dentro de la estética clásica y contemporánea. Clásica por el planteamiento musical utilizado de piano y voz, y que de alguna manera rememora la forma musical del “lied” alemán. El término “lied” hace referencia a un tipo de canción en habla alemana que floreció y tuvo su auge en el Romanticismo del siglo XIX y que se proyectó en la primera mitad del siglo XX. Dos fueron los factores que contribuyeron al éxito del lied, por una parte el apogeo y protagonismo del piano en esa época, y por otra, el auge que alcanzó la poesía. Fueron especialmente los compositores alemanes y austriacos los que encontraron en la poesía alemana una fuente de inspiración para crear canciones, que sirvieron para expresar líricamente el significado de los textos poéticos, con exquisiteces tanto idílicas, melódicas como armónicas. Y contemporánea, por el tratamiento (a veces poco accesible) del piano, más cerca de la línea de la Segunda Escuela de Viena (en donde tuvieron un papel fundamental, Arnold Schönberg, Alban Berg y Antón Webern), aunque con un trabajo mucho más enfocado al uso de la tonalidad que a la utilización de diferentes y cambiantes acordes a que nos tiene acostumbrado Mehldau.

Ante este planteamiento, el grueso de la presente grabación se encuentra conformado por unas canciones basadas en los poemas del poeta alemán Rainer Maria Rilke “The Book of Hours: Love Poems to God”, acompañados de la música compuesta por el propio Mehldau. Junto a estas canciones, nos encontramos con el añadido de otras tres, basadas en los poemas del escritor americano Louise Bogan “The Blue Estuaries”, para finalizar con un tema escrito por la mujer de Mehldau, Fleurine, y que da título al trabajo.

Son en los poemas de Rainer Maria Rilke, donde se puede apreciar la parte más rica y creativa de este proyecto, (y de quien ya utilizó material para su primer disco a piano sólo Elegiac Cycle), en donde podemos apreciar, momentos minimalistas y con una fuerte carga religiosa como en  el tema “Your First Word Was Light, circunstancia esta producida por la interpretación a base de acordes del piano de Mehldau junto a una interpretación oscura y desoladora de la soprano Renée Fleming, que confieren una lectura un tanto lúgubre y tortuosa, pero muy interesante. También es posible apreciar al Mehldau más reconocible a nivel rítmico armónico en el tema “I Love The Dark Hours Of My Being”, al más claro estilo del tema de Nick Darke “Things Behind The Sun”, o por el contrario influencias claramente expresionistas que permiten a Renée Fleming interpretaciones con una fuerte carga emocional, profundas, llenas de sentimiento y con una dicción por momentos cristalina. Por lo que se refiere a la ejecución pianista de Mehldau, apuntar que nos demuestra una técnica deslumbrante, desprovista de los planteamientos jazzísticos que se le conocen, lleno de tonalidades o de acordes, que demuestran una composición por momentos muy estructurada, no por ello desprovista de ciertos momentos melódicos o rítmicos, pero con un evidente contraste entre la simplicidad melódica y la expansión interpretativa.

El trabajo discográfico se cierra con el tema más convencional de todos los que son interpretados (“Love Sublime”), y por ello más reconocible del estilo pianístico de Mehldau, con una musicalidad bella y provocativa, y con ciertas dosis de improvisación.

Señalar por último que, la pulsión creativa de Mehldau va más allá de la música creada o interpretada, y por tanto el arte u obra artística que trata de desplegar es resultado de un estado de riesgo al alcance de muy pocos artistas en la actualidad, y que demuestra de una forma clara que se encuentra en un estadio creativo muy diferente al de otros músicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...