sábado, 19 de octubre de 2013

NICOLAS MOREAUX: Fall Somewhere

NICOLAS MOREAUX:
Fall Somewhere
an entended band featuring Bill McHenry

- Nicolas Moreaux: Contrabajo y composiciones.
- Bill McHenry: Saxo tenor.
- Pierre Perchaud: Guitarra.
- David Doruzka: Guitarra.
- Karl Jannuska: Batería.
- Antoine Paganotti: Batería.
- Olivier Bogé: Saxo alto.
- Christophe Panani: Saxo tenor.
Músicos invitados
- Tigran Hamasyan: Piano en “Oak”.
- Frida Anderson: Voz en “Cool Water”.

CD 1:
01. Far 9:10
02. Summer Fishing 8:30
03. Guatemala 5:49
04. Baroc 6:04
05. Way to Reykjavik 5:34
06. Oak 12:07

CD 2:
01. Each Other's Light 4:52
02. Cool Water 4:22
03. The incall 9:06
04. Fall Somewhere 8:38
05. A joyful... 9:36

Fresh Sound New Talent.
FSNT 417
2 CD 2012

Nicolas Moreaux, Fall Somewhere (Fresh Sound New Talent, 2012)

La segunda grabación como líder del contrabajista francés Nicolas Moreux (la primera también la llevó a cabo en el sello discográfico Fresh Sound New Talent, Beatnick -FSNT 344-) es todo un reto a nivel musical por diversos motivos. En primer lugar por la formación tan inusual que se ha dispuesto para el presente compacto (el contrabajo de propio Moreaux se acompaña de dos saxofonistas, dos guitarristas y dos bateristas, excluyéndose de forma deliberada la presencia de un pianista) y por el tipo de música que el líder de la sesión se ha planteado llevar a cabo.

Con una formación tan sumamente atípica como la señalada (doble cuarteto) las composiciones de Nicolas Moreaux presentan una extraña belleza, una fuerte carga melódica y un lirismo por momentos embriagador y muy sensual.

Las composiciones que ha escrito el contrabajista francés disfrutan de una sencillez y de una espontaneidad que son la esencia del compacto, sin que esas cualidades escatimen en ningún momento la creatividad musical, si a caso todo lo contrario. La formación en muchos momentos a lo largo de las composiciones crea un manto sonoro para el proceso creativo de los solistas, en donde las texturas y sonoridades en ocasiones muy obsesivas y repetitivas desprenden una belleza triste, como por ejemplo en el tema “Oak” que tiene el añadido del solo del pianista Tigran Hamasyan con un discurso opuesto a la base sonora del tema y que constituye uno de los momentos álgidos de la grabación

La combinación de diversas sonoridades aportadas por los instrumentistas provoca que no sea posible reconocer las contribuciones de cada uno de ellos, lo que hace que predominen las composiciones por encima de cualquier individualidad solista que si a caso se funde en la belleza de la globalidad musical del proyecto, todo y la importante aportación interpretativa de Bill McHenry en el desarrollo de la grabación.

La música resultante en el compacto presenta en muchos momentos diversos niveles o mantos sonoros a consecuencia de las diversas texturas interpretativas que producen la pluralidad de músicos de la formación. Esa riqueza unida a una melodías pulcras y bien definidas ofrecen un proyecto digno de ser disfrutado, y hacerlo en sucesivas escuchas para poder extraer todo el jugo musical que lleva a dentro. Un disco realmente interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...