martes, 16 de mayo de 2017

ARTÍCULO-PERFIL: GONZALO DEL VAL, EL ARTE DE ACOMPAÑAR Y SER ACOMPAÑADO

ARTÍCULO-PERFIL: GONZALO DEL VAL, EL ARTE DE ACOMPAÑAR Y DE SER ACOMPAÑADO


El panorama del jazz nacional en las últimas décadas ha dado un vuelco que se podría calificar de inesperado. Anteriormente hablar de jazz en España era casi como predicar en el desierto debido a que existían muy pocos músicos profesionales que se dedicasen a realizar una carrera como instrumentista de jazz seria y en condiciones. Las excepciones se podían contar con los dedos de una mano, y entre las mismas hay que citar de manera obligatoria a dos ilustres de la escena como fue el gran Tete Montoliu y el todavía activo Pedro Iturralde (auténticos baluartes y faros de inspiración para gran cantidad de músicos). Posteriormente y con el transcurso de los años se fueron sumando otros instrumentistas de contrastada valía y calidad como son Perico Sambeat, Ximo Tebar, Chano Domínguez, Carles Benavent, Max Sunyer o Marc Miralta, entre muchos otros. A la escasa lista de músicos de jazz había que sumar la nula existencia de escuelas especializadas en donde aprender música improvisada, lo que conllevaba que muchos músicos se viesen obligados a salir más allá de nuestras fronteras para formase tanto a nivel educativo como musical.

Con el paso de las décadas una elevada cantidad de músicos han decidido dedicar sus carreras a ser instrumentistas de jazz y en la actualidad se puede afirmar que existe una importante y numerosa hornada de músicos (en todo tipo de instrumentos), así como escuelas en donde se puede cursar una carrera de música improvisada. Uno de estos músicos es el excelente baterista de Burgos, Gonzalo del Val.


Gonzalo del Val © Photo by Joan Carles Abelenda


El proyecto final de carrera de Gonzalo del Val se tituló “Seis Cuentos Musicales”, y con el mismo obtuvo la máxima calificación posible (excelente). El trabajo estaba conformado en su totalidad por composiciones originales pero las mismas se encontraban inspiradas en la obra del cineasta francés Eric Rohmer. Este proyecto vio la luz con el mismo nombre en el sello discográfico gallego Free Code Jazz Records como primer trabajo discográfico de líder y gracias a que en el año 2008 fue seleccionado por la Obra Social de Caja Burgos (CREA2008) para su edición en formato compacto.

En el año 2009 Gonzalo del Val fue galardonado con la beca “Jóvenes Excelentes” para ir a estudiar a la prestigiosa escuela Manhattan School of Music de New York con el profesor John Riley. En Nueva York así mismo recibe clases del afamado baterista Adam Nussbaum.

Poco a poco y con el transcurso de los años Del Val se fue granjeando una merecida fama como músico que le ha permitido tocar y acompañar no solo a los mejores músicos nacionales sino también internacionales, así como formar parte de un elevado número de formaciones musicales en formatos bien distintos. Igualmente durante estos años ha tenido una activa participación en el mundo de la docencia, impartiendo clases como profesor en numerosas escuelas entre las cuales destaca el Conservatorio Superior Pablo Sarasate de Pamplona, el Aula de Música Moderna y Jazz del Conservatorio del Liceo (miembro de la Berklee School of Music de Boston), en el Conservatorio Superior del Liceu (en donde entre los años 2013 al 2015 fue Director Académico de L´Aula de Música Moderna i Jazz del Conservatori Liceu de Barcelona) o como profesor del Taller de Músics, Escuela Superior de Estudios Musicales de Barcelona (ESEM).



Gonzalo del Val Project, Seis Cuentos Musicales (Free Code Jazz Records, 2008)

A nivel discográfico la presencia de Gonzalo del Val aparece en un elevado número de grabaciones como músico acompañante, pero sus inquietudes como intérprete no únicamente se han quedado en este plano, sino que le ha permitido hasta la fecha llevar a cabo cuatro proyectos como líder absoluto. El primero de ellos es el anteriormente citado de Seis Cuentos Musicales (Free Code Jazz Records, 2008), un trabajo extraordinariamente ambicioso como carta de presentación pues el mismo se encontraba compuesto por seis temas completamente originales, casi en su totalidad provenientes de la pluma de Del Val. Seis Cuentos Musicales se aleja del típico trabajo de repertorio en donde se incluyen standards y apuesta de forma ambiciosa por la idea conceptual como elemento creativo y de expresión. Se trata de un registro de seis temas inspirados en la figura del cineasta francés Eric Rohmer y tal como señala el músico ”la idea del compacto es que yo soy un gran fan de la obra cinematográfica de Rohmer y me llamó mucho la atención que en su cine no hay música alguna. Rohmer trabajaba con la idea de no incluir nada extra en su films y por tanto no ponía música en sus películas. Por eso los títulos de los temas hacen referencia a una película de Eric Rohmer, y se encuentran puestos cronológicamente en el mismo orden que se llevaron a cabo las películas. En base a algunas imágenes, a las películas y a todo lo que llegué a leer sobre Rohmer empecé a componer un tema por película.

Seis Cuentos Musicales fue un proyecto altamente conceptual, comenzando por la portada del disco que se encuentra ladeada así como por las fotos que se acompañan en el libreto interior del compacto que fueron del fotógrafo Carlos Pericás, “las fotos están seleccionadas para que cada imagen reflejara cada película. Cada canción en el compacto se encuentra con una imagen concebida por Carlos Pericás”. El proyecto se acabó de redondear con un excelente y sustancioso escrito de Glòria Salvadó Corretger, profesora de cine en Barcelona, quien se encargó de la notas del libreto con un texto titulado “Sobre los Seis Cuentos Musicales de Eric Rohmer”.


Gonzalo del Val © Photo by Joan Carles Abelenda

En este proyecto sobre el cineasta Eric Rohmer aparece un músico que será importante en la carrera musical de Gonzalo del Val, David Mengual, así lo reconoce el mismo músico al afirmar que “esta grabación es un antes y un después de mi vida académica, pues antes de la misma yo era el alumno de David Mengual. Este disco fue el proyecto final de carrera de mis estudios musicales en Barcelona, Ya tenía en mi mente el llevar a cabo este proyecto y por tanto aproveché la idea que me rondó durante mis estudios para acabar de enfocarlo en el proyecto de final de carrera. David Mengual a lo largo de mi carrera fue profesor mío. Mucho más allá de eso, yo le tenía una gran admiración antes de conocerle por ser un músico al que le ponía mucha atención en los trabajos que publicaba”. Del Val considera que David Mengual (músico, contrabajista, compositor, profesor y director de big band), es sin lugar a dudas una de las personas con más personalidad que hay dentro de la escena jazzística nacional, “y por tanto conceptualmente todos los trabajos que publica me parecen muy interesantes, me parece un poeta tocando. Incluso algunas ideas del proyecto de Eric Rohmer fueron sugerencias de Mengual. A raíz de este disco se inició una relación que espero que siga muchos años.” Mengual y Del Val no solo han tenido una excelente relación, sino que el contrabajista ha participado en otras grabaciones que el baterista ha llevado como líder a lo largo de los años.



Gonzalo del Val Trio, Three Generations (Quadrant Records, 2011)


Tras este primer trabajo de presentación, hay que esperar hasta el año 2011 para tener una nueva grabación de Gonzalo del Val, en este caso en formación de trío y para el sello discográfico radicado en Lérida, Quadrant Records, Three Generations. Un trabajo que tiene sus orígenes en Nueva York, la ciudad que visitó en el año 2009 cuando le otorgaron una beca para estudiar en la ciudad del jazz, la ciudad por antonomasia y donde se vive con más intensidad la música improvisada. Durante su estancia en Nueva York va gestando la idea de armar un grupo en formato de trío, y en concreto un trío clásico de piano, contrabajo y batería. La ciudad de los rascacielos le permite ver y estudiar muchas formaciones de trío, e incluso le permitió esbozar lo que serían algunos temas para esa formación. A parte de componer, Gonzalo del Val también tenía claro quienes son los músicos que desea en su trío, solo faltaba que los mismos (Marco Mezquida al piano y Davis Mengual al contrabajo) aceptaran la oferta de integrarse en el grupo, algo que sin duda alguna se produjo.

Three Generations es un trabajo que a pesar de estar concebido para un trío canónico de piano-contrabajo-batería, la propuesta de Del Val no se enquista en la tradición de este formato, sino que todo lo contrario, que parte del mismo con la finalidad de obtener una concepción tanto sonora como musical extremadamente moderna y avanzada, consecuencia de ello es la utilización de un repertorio variado, rico y trufado tanto de matices como de sensibilidades que otorgan al proyecto una exquisita personalidad. Además con este trabajo de Three Generations, Gonzalo de Val tuvo un gran reconocimiento como músico y el mismo cosechó muy buenas críticas, lo que de alguna forma sirvió al baterista para aposentarse como músico y sin lugar a dudas para consolidarse como uno de los mejores en su instrumento a nivel nacional.



Gonzalo del Val Electric Quartet, The Music of Steve Swallow (Quadrant Records, 2013)


Tras la grabación a trío de Three Generations y de nuevo para la discográfica Quadrant Records en el año 2013 Gonzalo del Val publica un nuevo trabajo con un título bien explícito, The Music of Steve Swallow. En esta grabación se cambia por completo los planteamientos llevados a cabo hasta el momento por Gonzalo del Val. El trabajo es en formación de cuarteto, eléctrico y dedicado a la figura de un músico, el contrabajista estadounidense Steve Swallow y por tanto sin ningún tema del baterista, sino que son composiciones de Swallow. El germen de este disco también se deriva de su estancia en Nueva York. Del Val es un gran admirador del baterista Adam Nussbaum, y durante su estancia en Nueva York contactó con él y lo fue a visitar a un club de la ciudad para ver como tocaba. En esa actuación tocaba el contrabajista Steve Swallow a quien Nussbaum le presentó y fue a partir de esa misma noche que empezó a pensar en la posibilidad de desarrollar la música del contrabajista, así nos lo señala Gonzalo del Val, “fue a raíz de esa noche que empecé a estudiar la música de Swallow en profundidad. A la vuelta a Barcelona en mi casa hacía unas sesiones en donde venían algunos músicos y fue allí donde empezamos a practicar los temas que tenía de Steve Swallow, para ello llamé a Jaume Llombart, de quien soy un gran admirador, hasta que al final el proyecto quedó plasmado en compacto”.


Gonzalo del Val Quartet © Photo by Joan Carles Abelenda

En esta grabación aparece otro músico importante en la carrera musical de Gonzalo del Val, el saxofonista vasco afincado en Barcelona, Víctor de Diego (conocido por sus grabaciones junto a su hermano el trompetita Juan de Diego en la formación De Diego Brothers y con una extensa discografía como líder que en Jazz Recordings hemos comentado). Con este músico el baterista Gonzalo del Val ha tenido una fructífera relación, no en vano De Diego fue en su momento profesor del baterista de Miranda de Ebro, pero con el tiempo ambos músicos han grabado y girado con los proyectos musicales personales de cada uno. Una circunstancia que ha redundado en un entendimiento musical a la perfección y una confianza mutua que se percibe en las actuaciones en directo.


Gonzalo del Val en el grupo de Víctor de Diego Trio © Photo by Joan Carles Abelenda


Y llegamos al que hasta el momento es su más reciente trabajo para el sello discográfico Fresh Sound New Talent en 2016, Koiné, de nuevo en formato de trío y con los mismos músicos de Three Generations, David Mengual al contrabajo y Marco Mezquida al piano. No cabe la menor duda que el trabajo de Fresh Sound New Talent es una evolución de su anterior disco a trío, una maduración que se ha producido en varios sentidos, la primera la de los propios componentes del grupo, debido a un crecimiento musical personal propio y natural que conlleva la experiencia de haber tocado y desarrollado sus propias ideas en proyectos personales o como acompañantes, un desarrollo de la propia vida. La segunda ha sido el progreso del concepto del trío a medida que el mismo ofrecía conciertos, así lo señala el propio Gonzalo del Val, “ha sido una evolución no solo de la música sino del concepto del trío a medida de hacer muchos conciertos”. Y tercera, la evolución a nivel de ideas musicales y compositivas del propio líder.


Gonzalo del Val Trio, Koiné (Fresh Sound New Talent, 2016)

Koiné en su propia significación tiene un componente conceptual que Del Val explica de forma muy clara, “la palabra me la sugirió un amigo mío, pero la idea personalmente la tenía clara. El grupo venía de tocar mucho, y sus integrantes tenían sus propias experiencias y su propio “background” musical. Teníamos tres lenguajes diferentes pero a la hora de reunirnos y de tocar trabajábamos para un lenguaje común. Hablando con este amigo personal y comentarle esta idea, me dijo que en filología a eso se le llamaba “koiné”. Y me explicó que en la Grecia antigua el “koiné” es el lenguaje que unifica dialectos para que todas las personas puedan entenderse. Me pareció una idea preciosa que tres personas con lenguajes diferentes, unidos, intentamos construir un “koiné”, un lenguaje común de expresión”. Una idea común que trajo consigo un repertorio también conjunto pues en el trabajo se pueden apreciar composiciones de todos los integrantes del trío junto a temas atípicos de otros compositores, lo que confirma el proyecto como una propuesta grupal, en donde hay un líder, pero que el resto de integrantes de la formación son de capital importancia. Ello permite afirmar que hay en el grupo un sonido Mezquida, hay un sonido Mengual y por su puesto también hay un sonido Del Val, pero todo ello para conseguir un “koiné” común, tal y como apuntaba el baterista.



Gonzalo del Val © Photo by Joan Carles Abelenda

Koiné es un trabajo de grupo exquisito en donde a veces la sencillez de los planteamientos no tiene que dejar de entrever un gran esfuerzo colectivo y empático entre todos los elementos que se encuentran perfectamente coaligados a favor de la creatividad musical. A veces esa sencillez y la perfecta armonía que demuestra el trío de Gonzalo del Val pueden parecer fáciles de conseguir, pero es sin lugar a dudas a través de un gran trabajo musical y a la maestría de los tres músicos, se puede ofrecer en un mismo contexto lirismo, templanza, improvisación y buen hacer musical. Este último trabajo de “Koiné”, tuvo una excelente acogida tanto de público como de crítica, al ha sido escogido como una de las mejores grabaciones nacionales de jazz del año 2016 por el suplemento cultural del diario El País, Babelia y por la web de jazz, Distrito Jazz, y lo que de alguna forma viene a confirmar (si no lo había hecho ya en su momento) a Gonzalo de Val como un referente indiscutible en su instrumento a nivel nacional.

Gonzalo de Val en la actualidad se encuentra en proceso de cambio ya que ha traslado su domicilio de Barcelona por la ciudad de Dublín (Irlanda) en donde se encuentra desarrollando su carrera musical así como tocando con músicos de una escena local diferente a la nacional. Todo ello lo compagina con su abultada agenda de conciertos por diversas ciudades españolas así como participando en diversas grabaciones como acompañante. Con esto esta intensidad actividad de Gonzalo de Val deberemos de esperar un tiempo para poder disfrutar de un nuevo proyecto y una nueva grabación de este estupendo músico.


NOTA:
Los extractos personales que son citados de Gonzalo del Val son fruto de la entrevista que le llevé a cabo para la revista Sonograma Magazine en su "sección de jazz-Take Jazz", se acompaña el link a la mencionada página por si la misma es de interés:







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...